Historia Inmediata


Denuncias Académicas

CARTA ABIERTA POR LA CIENCIA EN ESPAÑA

Esta Carta Abierta ha sido consensuada por la Confederación de Sociedades Científicas de España, CCOO (I+D+i), la Federación de Jóvenes Investigadores y la plataforma Investigación Digna. Será entregada, junto con los nombres de los firmantes, al Presidente del Gobierno español y a los miembros del Congreso y el Senado.

Adhesiones a la Carta Abierta

- A título individual, puede firmar la carta en http//www.investigaciondigna.es/wordpress/firma

- Si desea que su asociación o sociedad se adhiera, contáctenos en [email protected] o [email protected]

INVERSIÓN EN I+D

En las próximas semanas, y a pesar de la recomendación de la Comisión Europea de que los recortes para controlar el déficit público no afecten la inversión en I+D+i, el Gobierno y las

Cortes Generales de España podrían aprobar unos Presupuestos Generales del Estado que dañarían a corto y largo plazo el ya muy debilitado sistema de investigación español contribuyendo

a su colapso. Esto implicaría el mantenimiento de un modelo económico obsoleto que ya no es competitivo y que es especialmente vulnerable a todo tipo de contingencias económicas y políticas.

La inversión en I+D ha de converger con la media de la UE-27 y aproximarse al objetivo del 3% del PIB establecido por el Consejo Europeo en su Estrategia de Lisboa. La financiación en I+D+i en el 2010 en España fue un 1,39% del PIB y se estima que esta cifra será de menos de un 1,35% durante el 2011.

La mayor parte de los países e la UE superan el 2,5% (con tres países por encima del 3%), los países rescatados o intervenidos se encuentran muy por debajo

del 2,3% (la media de inversión en la Europa de los 27). ¿Casualidad? Evidentemente no ninguno de los países económicamente sanos en el grupo de cabeza de Europa se ha permitido quedar relegado a los vagones de cola en I+D.

Los líderes políticos y empresariales deberían ser coherentes con el mensaje que están enviando a la sociedad española y a otros países e inversores no pueden mantener la retórica del cambio a un modelo productivo basado en el conocimiento, mientras que todos los pasos que se dan, van en la dirección opuesta, produciendo irremediablemente un grave daño a corto y largo plazo a la infraestructura científica y su capital humano, que sólo puede generar une economía frágil, dependiente y de conocimiento "prestado".

"Si el conocimiento te parece caro, prueba con la ignorancia" (Derek Bok).




 

Volver