Historia Inmediata


Revuelta en Ecuador

 
¡GANAMOS!

Esa es la mayor y mejor verdad. ¡Ganamos!. Porque el triunfo en Ecuador de Rafael Correa, frente al multimillonario Álvaro Noboa, es un triunfo de la dignidad, de la soberanía, la honestidad, las esperanzas y el cambio. Todos los ecuatorianos y ecuatorianas que nos identificamos con el proyecto de Rafael Correa estamos emocionados por el triunfo de una opción ciudadana distinta frente al proyecto oligárquico, autoritario y antipatriótico representado por las fuerzas que apoyaron los intereses y el proyecto del multimillonario bananero.

El triunfo de Correa constituye un acontecimiento en América Latina, pues han sido derrotadas fuerzas tenebrosas y poderosas: las mafias políticas tradicionales, la oligarquía interna, el modelo empresarial de beneficio exclusivista para una elite, el capital transnacional, los medios de comunicación parcializados abiertamente contra Correa, las estrategias de la geopolítica neoimperialista.

Una abrumadora mayoría nacional, al votar por Correa, le ha planteado un mandato y un desafío: quiere los cambios por los que ha votado y vigilará que ello sea cumplido por el nuevo régimen que se iniciará el 15 de enero del próximo año 2007. Naturalmente el mayor riesgo será la resistencia que ofrecerá la poderosa oligarquía y la clase política tradicional. En los próximos días tendremos más tranquilidad para analizar los datos electorales y su significación en las distintas regiones y provincias. Por lo pronto, quien desee ampliar la visión sobre el triunfo electoral de Rafael Correa, puede leer los 3 artículos que escribí sobre el tema y que ahora constan en la sección "Desde el Baúl" de la página web del Taller de Historia Económica en esta dirección: http://the.pazymino.com

Por lo que observé, en las principales cadenas de noticias internacionales se resalta el triunfo de Correa; pero algunas ofrecen la información con cierto aire de "preocupación". En verdad quienes deben preocuparse son los sectores que utilizaron tanto el dinero que manejan como su campaña de desprestigio interno y externo contra el proyecto político representado por Correa. Porque, en definitiva, lo que ha sucedido en Ecuador es que la enorme mayoría nacional se ha pronunciado por un rumbo distinto al que tomó la economía neoliberal en las últimas décadas, ha rechazado a la clase política corrupta y se ha identificado con el Nuevo País proclamado por Correa.

En verdad, como ha pintado una de las consignas de campaña, esperamos que el triunfo alcanzado por Correa signifique "Hoy la Patria Renace".Como anécdota significativa contaré que esta noche, ante la multitudinaria reunión de partidarios en Quito, el virtual presidente electo se dirigió a los asistentes en un tono conciliador y patriótico, convocando a todos a unirse al cambio necesario y requerido. Era el primer acto de masas luego del triunfo. Y fue el presidente electo quien dio inicio al canto "Hasta siempre", de Carlos Puebla y sus Tradicionales, coreado por la multitud en el tono conocido. "Aquí se queda la clara, la entrañable transparencia, de tu querida presencia, Comandante Che Guevara. Hasta siempre, Comandante." Primera canción a la que siguió "A mi lindo Ecuador". La canción en honor al Che debe haber provocado escalofríos a los de siempre..Desde Quito, Ecuador, en este histórico domingo 26 de noviembre de 2006, con un saludo fraterno,

Juan J. Paz y Miño Cepeda.
Pontificia Universidad Católica del Ecuador

Volver