Historia Inmediata


Europa



 

Queridos compañeros y colegas, quisiera escribir algunas palabras sobre la cuestión en torno al Referéndum.
 
Personalmente, soy partidario de que los Gobiernos devuelvan la soberanía a los ciudadanos sobre asuntos de importancia estratégica para sus vidas como lo es la cuestión del Tratado Constitucional. En ese sentido, la posibilidad de expresar nuestra opinión me parecee, a priori, positivo. Dicho esto, éste referéndum tiene algunas sombras. Sin entrar a juzgar la campaña, la actitud institucional, el papel de la Televisión Pública...me limitaré a dos:
 
1º Sobre el objeto del referéndum. Una cuestión tan compleja y al mismo tiempo tan trancendental como la integración europea requiere un esfuerzo de difusión y un estímulo al debate. Sobre todo cuando existe un proceso de desprestigio del propio proceso, ta y como demuestra la tendencia de opinión manifestada tanto a lo largo de las encuestas como de las citas electorales al Parlamento Europeo. Lo Sr. Fuentes Romero, el discurso del ciudadano crítico y responsable esta muy bien, y comparto con usted su fundamento, en cualquier caso para la cuestión que nos ocupa no deja de resultar retórico cuando no irresponsable por las siguientes cuestiónes:
 
a)Ignora la sociedad e la información en la que vivimos.

b)Ignora la ausencia de centralidad del tema en la sociedad.

c)Ignora la actitud de los partidos mayoritarios, que lejos de estimular el conocimiento ciudadano y el debate de sobre las ideas reducen su mensaje a esloganes
 
2ºLas valoraciones del referéndum. En un periodo de reajuste de las relaciones internacionales como el que vivimos, las Europa que construyamos será fundamental para el futuro de la paz y el desarrollo de las relaciones norte-sur / Oriente -occidente. Bien, la baja participación y en particular, el bajo porcentaje de españoles (sobre el total de los potenciales votantes) que apoyaron el Tratado, es un problema. Pero no de la construcción de Europa, sino sobre la legitimidad democratica y es más, sobre las respuestas que la democracia puede dar a los retos del futuro. Lejos de recoger esta problemática, los lideres de los partidos mayoritarios valoraron de forma TRIUNFALISTA  el Gobierno, en clave electoralista el PP.
 
No me quiero extender más.

Andrés Herrera Feligreras.
Investigador del Area de Internacional de la Fundación IPES (Pamplona)
 

 

Volver al menú