Historia Inmediata


HI con el juez Garzón


¡Qué vergüenza! ¿Cómo puede pasar esto en España? Acabo de leer que el magistrado del Tribunal Supremo Luciano Varela, dictó un auto para juzgar a Garzón por prevaricación, el delito de dictar a sabiendas una resolución injusta.
 
El acoso al juez Garzón es producto del odio que aún existe en España, heredado de la Guerra Civil y la dictadura franquista. Pensé que el odio y la locura se habían concentrado, a comienzos del nuevo siglo, en países como Venezuela, países que han perdido su memoria histórica y el conocimiento de la gravedad y destrucción que, a todos los niveles, ocasiona una guerra. Pero ya veo que es un grave y pareciera que inextinguible problema mundial.
 
¿Es que acaso la Guerra Civil y la dictadura franquista no enseñaron que el odio y el resentimiento son malos consejeros? El odio y el resentimiento reafirman el odio, el resentimiento, el dolor, la muerte y la destrucción.
 
El consejo no es olvidar, al contrario, debe buscarse la verdad pero para hacer justicia; no para deleitarse en el odio y el sufrimiento. No creo que Garzón quisiera esto último.
 
Deseo con todo mi corazón que el juez salga bien librado de esta persecución, y que se impongan la verdad y la justicia en España. De igual forma, espero que los españoles puedan despojarse de las ataduras ideológicas y dogmáticas que llenaron de violencia y padecimientos a la Península durante el siglo XX.
 
Luz Coromoto Varela M
Universidad de Los Andes, Venezuela


Volver