Historia Inmediata


Reconquista



Buenos días, soy un alumno de 4º de Historia de la UCLM y antes que nada me gustaría felicitar a Historia a Debate por la posibilidad que nos brinda de tener un foro gratuito para intervenir en cuestiones, por desgracia, tan "marginales".

Posiblemente sea reiterativo en algunas de las cuestiones, pues, a excepción de Juan Muñoz, la idea generalizada es que no podemos calificar como "reconquista" el avance de los reinos cristianos del norte peninsular.

Considero que es un término muy desafortunado porque no sólo hacemos de un término político una realidad histórica, sino que, además, partimos de la concepción de que España fue "una unidad de destino en lo universal". Se crea un ente por encima de las sociedades del momento que no es, en absoluto, real, en este concepto se identifica claramente un "nosotros" frente a un "otro" invasor ilegítimo que rompió la sucesión necesaria de la Historia de España, que no era sino formar parte de la cristiandad occidental como heredero de esa Hispania que se pierde en las brumas de la leyenda.

Por desgracia, el término no se limita a formar parte del repertorio político del inefable Sr. Aznar, sino qu forma parte de la enseñanza básica y media de la Historia, e incluso en ámbitos universitarios no desaparece por completo. Se olvida que ese término es simplemente un discurso político que sirve para legitimar a unos reyes electivos y políticamente débiles y que ideológicamente sólo se recupera por los Reyes Católico, muy necesarios también de legitimación debido a su más que dudosa llegada al trono (desde el punto de vista dinástico)y con el interés de contentar a una alta nobleza, levantisca durante un siglo y que ansiaba aumentar su poder territorial y social a costa de lo que quedaba de Al-Andalus.

Por último mencionar la habitual incurrencia en tópicos "orientalistas", pues del pasado árabe parece que sólo quedaron la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada, no se quiere ver el aporte social y cultural (más allá del artístico) que legó el Islam a la Península

Fernando Arias Guillén
UCLM