Desde que se ha puesto "de moda" la novela histórica en Argentina -no sé cómo es en otros países- han aparecido muchas personas que se dedican a este género con gran éxito editorial. No he leído mucho de esas producciones pero, las que conozco de cerca -incluso cómo las arman-, las resumiría en un argumento de ficción, donde entremezclan personajes reales y el telón de fondo -la historia- la copian de los trabajos de investigación que han hecho historiadores sobre la época que ambientan. Creo, tal vez un poco duramente, que no podrían hacer "lo histórico" si no existiera la tarea de los historiadores, ya que ellos lógicamente no investigan pues no es su metier. Lo que sucede, entonces, es que utilizan como fuente bibliográfica trabajos que han llevado muchos años de labor y que, por la característica de la novela y las exigencias de las editoriales, no son citados.

Cuando a esos populares novelistas se los entrevista en los medios de comunicación, les alaban sus conocimientos históricos y "lo que han investigado" y, no desmienten que no lo han hecho directamente. Si "copian" lo histórico bien, pensemos que por lo menos utilizan nuestro trabajo para que se difundan conocimientos probados, aunque los beneficios de todo tipo sean para ellos o ellas (hay muchas mujeres que se han enrolado en este género).

Si "inventan" situaciones con personajes históricos reales, confunden al lector masivo que no puede distinguir lo verdadero de la ficción. Con generosidad: quienes pasamos muchas horas en los archivos para constatar o hallar el dato que nos permita, insertado en un contexto, explicar un proceso, podemos dejar que utilicen nuestras investigaciones pues así se difunden masivamente conocimientos que si no, tal vez, sólo leemos los especialistas del tema o de la época a la que nos dedicamos. Con idea de proteger nuestra propiedad intelectual: sólo podemos disgustarnos, pues es una forma de plagio de la cual no podemos defendernos. Lo más grave es que el lector desprevenido confunda definitivamente lo que es historia y lo que es novela, cuando se inventan situaciones no comprobadas que a veces involucran a personajes de nuestra historia patria. "Novela histórica" ... tal vez haya que llamarla solamente "novela" o, tal vez nosotros, debamos escribir paralelamente sin las exigencias eruditas que nos imponen -de un modo u otro- las instituciones a las que pertenecemos, para llegar a un lector que se interesa por la historia, pero sin citas.

----------
 
Ana María Martínez
Universidad Nacional de Córdoba - Argentina