"Las sociedades no necesitan ideologías para progresar, sino experiencia, sentido común y honradez: sabiduría para gobernar a las personas y experiencia para gobernar las cosas. Y hoy es tarea de los intelectuales recordarlo". Y comento: cuando buscamos un nuevo paradigma para la historia, ¿estamos buscando una nueva ideología que nos cree un espacio vital donde instalarnos como en nuestra casa? Ese nuevo paradigma, ¿debe ser independiente de las ideologías, debe dar cabida a todas, debe responder al paradigma de una de ellas? ¿Cómo podemos pensar en un paradigma para una ciencia social, sin tener un paradigma de sociedad, de ser humano...?

Las preguntas se pueden alargar, pero por ahora baste. Más adelante profundizaré en este tema.

Francisca Colomer
Murcia