Creo que es preciso aclarar algunas cosas relacionadas con el conflicto de la UNAM, primero es un movimiento que se inició por el incremento de cuotas de matrícula y en contra de la aplicación de políticas neoliberales que intentan privatizar la educación superior en México o aplicar el modelo chileno para las universidades. Sin embargo, el movimiento a estas alturas sobrepasa con mucho sus puntos iniciales y el gobierno mexicano lanzó una campaña en la opinión pública para descalificar a la dirección del movimiento acusandoles de ultras e intransigentes, campaña a la que se sumó una parte de la izquierda oficial y que fue junto con un plebiscito convocado por las autoridades una de las estrategias para justificar la represión, decisión que ya estaba tomada con antelación y que la dirección del movimiento estaba denunciando constantemente.

El gobierno ha acusado a la dirección del movimiento de tener ligas con el EPR también como una medida para justificar la represión, lo más significativo de ésto es que el movimiento sigue a pesar de que toda la dirección está en la cárcel o perseguida por eso es importante la solidaridad, el día 9 de febrero se realizó una de las más grandes movilizaciones de la historia en México y fue para protestar contra la ocupación policiaca de la UNAM.

Saludos,

Jorge López Arévalo
Universidad Autónoma de Chiapas