Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

IV Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 15-19 de diciembre de 2010

Direccin


Ponencias aceptadas


Apto. II.3. Dos dcadas de Historia a Debate

Autores:

Boris Berenzon, Georgina Calderon, Fabin Gonzalez (Universidad Nacional Autnoma de Mxico)

Ttulo:

Historia a Debate, escuela historiogrfica del siglo XXI

Resumen:

Historia a Debate se puede convertir en una escuela porque no es una asociacin simple de individuos sino una escuela, no participa de los Fines solo institucionales porque no es una empresa ms de adoctrinamiento superyoica ni un pretexto poltico, sin perjuicio de que cada uno de sus miembros se comprometa en la empresa poltica que le parezca ms digna de ello, a conciencia, como sujeto advertido, sin atribuirse la representacin de los dems y sin descargar sobre una dimensin institucional la responsabilidad de su acto.

Una escuela, que pretende, como tal, caracterizarse por una forma en la transferencia y produccin del saber propio de la historia, un saber no sabido en la experiencia singular y una exploracin del marco terico en el que deviene el manifiesto a partir de los lmites en que nos deja la enseanza de las anteriores tendencias historiogrficas retomada y reformulada y reinventada por nosotros desde una perspectiva latina Un estilo en el que hay una preocupacin por los textos heredados, para, a partir de ello, producir un suplemento de discpulos que al retomar la estafeta generacional no se reduzcan a ninguna imitacin.

Quin desee poner a prueba si se es o no consecuente con ese objetivo, dispone de las producciones de las pgina Web de historia a Debate y de los tomos de de los congresos de sus miembros e, incluso, del tono de esta intervencin. Seguramente podrn descubrir que muchos de los miembros no estn, o no estamos, a la altura de esos objetivos. En efecto, ser miembro de historia a debate no garantiza para nada una posicin consecuente con el estilo que se pretende producir y transmitir. Actualmente con miembros, multidisciplinarios y de diversos contenientes esta cantidad es suficiente para que la escuela est amenazada como siempre de caer en una heterogeneidad exagerada o en un elitismo pedante. En la prctica se podr comprobar hasta que punto cada miembro incurre en esas desviaciones o persevera en la direccin que esos objetivos le proponen.