Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

IV Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 15-19 de diciembre de 2010

Dirección

 


 Ponencias aceptadas

MESA REDONDA C. GOBERNANZA MUNDIAL, PASADO Y FUTURO

Autora:
FRANCISCA COLOMER PELLICER

Título:

PROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA ONU DESDE EL CINE

Texto breve:

La intervención en la mesa redonda girará en torno a la visión que de la ONU se da en varias películas que tratan sobre conflictos actuales (por ejemplo Hotel Rwanda, En tierra de nadie). En ellas se muestra una dicotomía entre los dirigentes de la ONU y los militares que están presentes en los conflictos en cuestión, diferencias que no se refieren a ideología o clase social sino a las experiencias vividas en las zonas de conflicto y al conocimiento personal de las víctimas y los agresores.

El cine resulta pues un modo de conocer la capacidad de las personas para implicarse en la solución de los problemas, por encima de los diseños de políticas de salón, y de mostrar las contradicciones que en esos diseños existen. Es un modo de mostrar una de las debilidades de esas instituciones en las que muchos tienen puestas sus esperanzas.

En las dos películas citadas se critica que la ONU esté más para servir a la política que a los derechos humanos en general y a las personas en particular. Hotel Rwanda narra un hecho real; En tierra de nadie es más bien una parábola. Pero ambas coinciden en señalar que:

-la ONU como institución tiene como prioridades velar por sí misma y por su propia imagen, y evitar complicaciones aun a costa de no cumplir su misión.

-sin embargo, y dado que todas las generalizaciones son injustas, también retratan a miembros de la ONU comprometidos con las personas que se encuentran en situaciones injustas de extrema violencia.

Más en concreto, las dudas que se plantean son:

-si es posible que la ONU mantenga la paz y solucione conflictos a través del diálogo cuando las partes en conflicto no quieren dialogar.

-cuál debe ser el papel de la ONU cuando una de las dos partes en conflicto es víctima inocente y los agresores se niegan a dialogar o a suspender los ataques. La política actual de negar las armas a la parte inocente que no tiene cómo defenderse ha dado resultados negativos (Srebrenica y genocidio
tutsi).

-la ONU tiene un papel positivo a la hora de alcanzar acuerdos, el problema es que no puede forzar a cumplirlos, con lo cual los problemas se eternizan y se acaba haciendo lo que quieren los que tienen el dinero o las armas. Por tanto, ¿se puede replantear este tema sin traicionar los principios de la ONU? Si se puede, ¿por qué no se hace?

Estas preguntas a su vez chocan con otros valores de nuestra civilización, como los propuestos por Gandhi, que en su momento dieron resultado. La clave está en plantearse si lo que es válido para un lugar determinado, con unos actores determinados y unas circunstancias concretas, puede ser extrapolado a todos los lugares y circunstancias.