Imprimir

Tema 1

 

 

María del Carmen Barcia, Alejandro García, Mª Antonia Marqués

Univ. de La Habana, Cuba

La Historiografía socioeconómica en Cuba ( 1959-1998) : Balance y

perspectivas.

 

La tradición historiográfica cubana ha privilegiado los

estudios políticos. La inestabilidad de su existencia como colonia y la

defensa de una nacionalidad continuamente desafiada, potenciaron la

exaltación de los procesos y acontecimientos que mostraban y subrayaban

la existencia de los valores patrióticos y la "construcción" de la nación

cubana. La historiografía política fue, hasta 1959, excepción hecha de

los precursores trabajos de historia sociocultural de Don Fernando Ortíz,

y de la "Historia Económica de Cuba" de Heinreich

Friedlaender, la dirección esencial de los estudios históricos cubanos.

 

El año 1959 marcó, con el triunfo de la revolución cubana, el interés por

los estudios socieconómicos. A ello contribuyó, indiscutiblemente, la

difusión del marxismo y la influencia de la corriente de los

Annales."

La contribución que se presenta analiza el devenir de las principales

temáticas abordadas por la historiografía económico social en Cuba y su

evolución a partir de la influencia de los métodos y tendencias generados

en otros contextos históricos. También pretende ubicar la producción de

estos años a partir de tres grandes grupos de historiadores, cuya

vinculación no siempre responde a una circunstancia generacional. Aquel

que llegó a estos años con una acumulación que le permitió el abordaje

inmediato de temas económicos y sociales; el que comenzó a desarrollar su

actividad profesional con la Revolución y tuvo la doble responsabilidad

de contribuir a la formación de los nuevos historiadores a la vez que

intentaba producir una historia diferente, y la nueva oleada de jóvenes

profesionales, empeñados, fructíferamente, en producir una nueva

historia.