Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

III Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 14-18 de julio de 2004


Amrica en la encrucijada histrica


MESA P Amrica en la encrucijada histrica

La complejidad contradictoria como paradigma histrico latinoamericano universal qu desafos estratgicos le plantea a la historiografa?

Miguel Angel Rodrguez Lorenzo
(Departamento de Historia Universal. Escuela de Historia de la Universidad de Los Andes Mrida Venezuela.)

RESUMEN DE LA PONENCIA

El acontecer latinoamericano, tanto el registrado por la propia experiencia, como por la de los contemporneos y los medios de informacin masiva, parecen evidenciar que lo complejo y lo contradictorio es su articulacin ms constatable.

Una mirada, sometida a los parmetros de la sistematicidad del conocimiento histrico-historiogrfico, hacia el pasado corroborara la evidencia enunciada el ayer latinoamericano es un flujo aluvional, constante e indetenible de seres, ideas, credos, hbitos, costumbres, mentalidades, lenguas, procedimientos, tendencias, influencias... en conflicto permanente por las relaciones de dominacin y sumisin en lo temporal, espacial y cultural en que se han desarrollado, desde los mismos tiempos prehispnicos...

En consecuencia, una y otra formas de evidenciamiento podran conducir, legtimamente, a establecer el paradigma socio-histrico-cultural de Amrica latina en la dimensin de lo complejo, lo heterogneo y lo contradictorio.Tal perspectiva, derivada de una doble mirada, la del ciudadano inmerso en su acontecer biogrfico-vivencial familiar y social y la del profesional que aspira a extraer conocimiento sistemtico de la realidad que lo constituye como ser pasivo-activo y concreto, a la vez individual y colectivo; se complejiza cuando la evidencia regional latinoamericana se globaliza no apenas los pueblos de Amrica Latina y el Caribe pueden ser adscritos a tal paradigma histrico-historiogrfico de complejidad contradictoria, sino todos los pueblos del planeta, puesto que la historia, si en algo podra tenrsela por universal, ello radicara en el desplazamiento perenne de individuos y sociedades (y con ellos tradiciones, concepciones, maneras de relacionarse con los suyos y los otros, hbitos culinarios, asociaciones espaciales y arquitectnicas, organizacin del parentesco, formas de asumir el amor y la muerte...) en el espacio... y ello desde siempre y no apenas desde que, sobre los hombros y con las herramientas derivadas de un modelo concreto de pensamiento, el de la razn segunda o racionalidad cientfica, fundada en la especificidad histrica greco-romana, mundializ una representacin concreta de la historia de Europa occidental, con todo el imaginario que ella implica, y la denomin, ms por ignorancia de la de otros pueblos que por conocimiento preciso de la suya, Historia Universal.

Como derivacin de los sealamientos previos, asumir la reflexin acerca del paradigma histrico-historiogrfico latinoamericano, en el sentido propuesto, no sera apenas un pensarse excluyente de los historiadores de Amrica Latina; sino incluyente por su aspiracin de comprenderse en la dimensin de lo histrico-historiogrfico no como ser pasivo; sino agente en el gnero humano y en su acontecer temporal y espacial.

En tal sentido, en la ponencia que se postula para el IIIer. Encuentro de Historia a Debate, se presentan, como puerta para tal reflexin, las ideas que el filsofo venezolano Jos Manuel Briceo Guerrero (1929) ha expuesto al respecto, dado que a la vez que se ha referido a lo que separa a los latinoamericanos, tambin ha sealado lo que los unifica por sobre geografas, fronteras geopolticas, clases sociales, tradiciones y procesos de emigracin e inmigracin, estableciendo tres grandes modelos para delimitar y/o definir la historia de su ser plural, diverso, heterogneo, complejo y contradictorio europeo-segundo (el del mundo de la racionalidad cientfico-tcnica), mantuano (la dimensin de los privilegios, tanto los evidentes como los sutiles, que se han ido conformando histricamente) y salvaje (el rechazo a todo orden, racional o tradicional, porque es el albacea de la queja y la resistencia de los vencidos de todos los tiempos y lugares).

Desde ya se advierte que ese esquema trplice para concebir la Amrica latina que propone el pensador venezolano, no ofrece homogeneizar su heterogeneidad social, cultural e histrica, puesto que cada modelo, si bien es opuesto a los otros, tambin los complementa y es alimentado por ellos; sino que lo que Briceo Guerrero aporta es la posibilidad de reconocer la complejidad de su ser, como camino a asumirla pues, es posible que ese haya sido (y puede seguir sindolo) el camino a travs del que los latinoamericanos no hayan sucumbido histricamente sus contradicciones.