Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

III Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 14-18 de julio de 2004


Nuevas formas de compromiso historiogrfico


Seccin temtica: III.3 Nuevas formas de compromiso historiogrfico

Ponencia Historiografa y solidaridad: la experiencia de HaD
Autora Hilda N. Agostino PhD
Institucin Universidad Nacional de La Matanza -
Pas: Argentina

Historia a Debate declara en su Manifiesto ser parte activa del necesario proceso transformador que envuelve la escritura de la historia y, al mismo tiempo, coadyuvar al cambio de la propia historia humana.

Los historiadores que asumen la reivindicacin de la funcin tica de la historia y el cambio de paradigmas historiogrficos, pretenden, adems, actuar de cierta forma en todos los mbitos sociales en que desenvuelven su vida cotidiana.

Esta ponencia, pone de manifiesto si esta pretensin inicial de la "vuelta al compromiso de los acadmicos" se produjo realmente en el lapso que media entre la aparicin del Manifiesto ( 11-9-2001) y la actualidad. La variable "compromiso" es observada desde distintos indicadores: causales de intervencin comunitaria, accionar virtual, intervenciones presenciales y originalidad e innovacin.

La solidaridad es el valor que sustenta ese compromiso asumido, pero esta debe ser entendida como parte de una comunidad de intereses y responsabilidades compartidas. La Historia es nuestro punto de unin, su escritura y enseanza, nuestro quehacer. Somos una comunidad de historiadores que desde la diversidad comparte, debate, acuerda y acta.

No podemos pensar en escribir historia sin ser conscientes, en todo momento, de nuestra propia historicidad, aislndonos de nuestro tiempo y su dramtica, ni dejar de actuar en el fluir de los acontecimientos que nos rodean y en aquellos otros que suceden en el mundo, porque hoy poseemos herramientas para hacerlo. La red nos acerca, elimina fronteras, permite otros intercambios. Somos parte de la revolucin de las comunicaciones.

Se opta por considerar a quienes firmamos el Manifiesto de Historia a Debate como parte de un "voluntariado social " como el que concibe Adela Cortina:

" Es tarea del voluntariado disear una idea de felicidad que nos sea la del mero bienestar, sino que incluya de forma ineludible la justicia. Porque (...) voluntario es el que no puede ser feliz, si no se hace justicia, el que no puede tener su vida como autorrealizada si no es desde la compasin, desde la indignacin ante la injusticia, desde el co-sufrimiento, desde el estar con los otros. (...) los seres humanos nicamente podemos proteger la verdad de la justicia si forma parte de nuestros proyectos personales de felicidad" [1]

Se sostiene que Historia a Debate brinda una oportunidad nica de constituir/ nos como academia solidaria, comprometida y responsable y sus intervenciones en diferentes puntos geogrficos as lo demuestran. Compartir y evaluar lo que como tal ya hemos realizado constituye lo medular de este trabajo.

Pensar/ nos dentro de esa concepcin de estar con los otros donde quiera que ellos estn, actuando desde cierta tica, mientras trabajamos con la historia es invitacin abierta para todos, porque al conocer, quiz mas que otros, sobre pasados indeseables, no podemos quedarnos de brazos cruzados ante la temible posibilidad de futuros recurrentes plagados de injusticias para nuestras sociedades, en las que no solo trabajamos, sino que tambin vivimos nosotros y nuestros seres amados.