[Nota: Dado el interés del tema incluimos también este mensaje en el apartado de propuestas de la web, bajo el título “Interdisciplina”, tratado asimismo en el punto IV del Manifiesto , tanto orientado a la colaboración entre disciplinas históricas como entre disciplinas científicas. Debate que lanzaremos a la lista tan pronto os animéis a mandarnos mensajes… C.B.]

Amigo (a)s Debate-Historia D-H: (Cali, 28 de marzo de 20039 Hace muy poco ingresé al grupo; me ha llamado la atención la pluriprocedencia geográfica y teórica, la flexibilidad y la multimensionalidad de la reflexión que viene adelantando. Busco moverme entre la historia, la sociología, la antropología y el derecho o, como diría Morin, entre el Ensayo y las Ciencias sociales: en mi trabajo concreto hago Ensayo buscando ir mas allá hasta llegar a la Ciencia social pero, de todas maneras, me quedo más acá de ésta. Pero, no importa, sin el fantasma encima de la objetividad y de las Ciencias naturales, nos movemos con más naturalidad y en forma humilde y realista.

La dificultad del debate que ustedes impulsan radica en QUE EL PROBLEMA ES MUY COMPLEJO, uso la palabra en su mejor sentido, lo que provoca INCERTIDUMBRE, también en el mejor sentido, al no atinar uno a saber dónde colocar el énfasis en forma condensada. Por ejemplo, en relación con la pregunta, ¿Es posible una historia del presente? , EN MI OPINIÓN LA REFLEXIÓN DEBERÍA INICIARSE vinculando las categorías temporales a las benditas monodisciplinas; así: ¿está la sociología necesariamente atada al presente y la historia al pasado? No será posible una sociología del pasado así como una historia del presente? Marx lo hizo y también lo han intentado otros desde otros enfoques. Las respuestas que se den a estas preguntas casi necesariamente dependerán de las preguntas básicas que levantan unos y otros, es decir, sociólogos e historiadores? En mi concepto, y a esto ha conducido la monodisciplinariedad, existen preguntas propias de los sociólogos y otras de los historiadores. Sigue el debate.

Humberto Vélez Ramírez.,
Universidad del Valle, Cali Colombia; ECO***PAIS, Fundación
EstadoComunidadyPaís.

++++++++++++++++++++++++++++++

[Nota: respuesta de Carlos Barros sobre el tema de la interdisciplinaridad y el Manfiesto de HaD en la entrevista en portugués publicada
digitalmente en la 8 ª edición de julio de 2005 en la Revista Cantareira de la Universidade Federal Fluminense, Rio de Janeiro]

3) A interdisciplinaridade é uma realidade nos estudos históricos recentes,no entanto, há ainda alguma reticência da parte de alguns historiadores
quanto ao diálogo da história com certas disciplinas, por exemplo, aliteratura; por outro lado, o Manifesto propõe ainda o intercâmbio com as
ciências da natureza, além de disciplinas emergentes que tratam das novastecnologias. Esta proposta interdisciplinar com áreas tão diferentes não
implicaria em uma maior fragmentação, ou mesmo pulverização, dos estudoshistóricos neste novo século?

Así es, tenemos sobre ello una prolongada buena y mala experiencia. La interdisciplinaridad promovida eficazmente en el siglo XX por Annales y
otras corrientes historiográficas, produjo mucha renovación pero también fue el comienzo de la desmesurada fragmentación disciplinar que ahora padecemos. Por eso en el punto IV del Manifiesto optamos por una “nueva interdisciplinaridad” dirigida hacia el interior de la historia con el
objeto de comunicar “el vasto archipiélago en que se ha convertido nuestra disciplina en las últimas décadas”, estableciendo para ello múltiples
“puentes” entre las diferentes especialidades históricas por medio de una “historia mixta” y otras metodologías de lo global.

Tal vez tengamos que insistir más en la radical novedad de esta parte fundamental de nuestra plataforma historiográfica: sin INTRAdisciplinaridad
no habrá buena INTERdisciplinaridad con las viejas y nuevas ciencias sociales, con las humanidades, con las “ciencias duras”. Si no
reconstruimos la unidad perdida de nuestra disciplina (en parte por su propio crecimiento) la cooperación con otras disciplinas nos seguirá
debilitando y fragmentando más y más, condenándonos a una posición subalterna entre las ciencias humanas y sociales, y a una situación inerme
frente a los poderes políticos, mediáticos e editoriales.

El pasado 8 de marzo, por cierto día de la mujer en muchas partes del mundo, culminó un curso de especialización en historia, teoría y método de las ciencias sociales y humanidades, en la Universidad de Santiago de Compostela, promovido por HaD, que resultó ser un ejemplo práctico de interdisciplinareidad en el campo teórico. Este tipo de curso le permitió a los participantes conocer las diversas tendencias teóricas de las ciencias sociales y humanidades y sus puntos de coincidencias con la historia.

Para el año 2008 se piensa repetir la experiencia por parte de los promotores, entre los que destaca su coordinador Carlos Barros, por el éxito que tuvo para los alumnos y profesores.
Miguel David Herrera Lage
Universidad de Santiago de Compostela